Diego Ceballos, director de Inversiones de Santander Asset Management 

Jun 25, 2024 | Panorama económico

¿Cuál es la relevancia que están tomando los factores ESG en la industria de fondos mutuos? ¿Es ya una tendencia en Chile?  La inclusión de los factores ESG en la administración de activos es una tendencia global que ha estado liderada por las economías desarrolladas, con un fuerte crecimiento durante los últimos 10 años. El […]

La inclusión de los factores ESG en la administración de activos es una tendencia global que ha estado liderada por las economías desarrolladas, con un fuerte crecimiento durante los últimos 10 años. El considerar estos factores en la toma de decisiones de inversión permite a los gestores manejar de manera más integral los riesgos a los que se enfrentan cuando seleccionan compañías o activos para sus fondos, ya que toman en consideración el impacto que las empresas tienen en el ambiente, en la sociedad y la calidad de sus gobiernos corporativos. Las empresas que muestran mejores métricas en estas tres dimensiones estarán menos expuestas a riesgos en sus modelos de negocio y podrían acceder a menores costos de capital a medida que el mercado discrimine positivamente a los líderes en ESG. 

En los últimos años hemos visto que ha aumentado la oferta de productos ESG o ligados a la sostenibilidad en Chile, aunque todavía la industria se mantiene en niveles por debajo de los mercados desarrollados, con menos de un 1% de los activos administrados en fondos mutuos de este tipo. Con todo, las perspectivas son favorables, pues se trata de un mercado joven con un alto potencial de crecimiento en la medida en que más inversores toman conciencia sobre la importancia de incorporar este tipo de factores dentro de sus inversiones. 

En Santander Asset Management (SAM) gestionamos cerca del 50% de los activos ligados a sostenibilidad en Chile, con cuatro fondos mutuos que incorporan los factores ESG dentro de su proceso de inversión y que dan acceso a las clases de activo de acciones globales, acciones chilenas, renta fija latinoamericana y chilena. 

El equipo de SAM se apalanca de capacidades de la gestora a nivel global, lo que permite acceder a información de calidad respecto al comportamiento ESG de los emisores y a políticas y gobiernos globales que regulan la gestión de estos fondos y que se basan en la normativa europea Sustainable Finance Disclosures Regulation o SFDR, normativa líder a nivel mundial en estos aspectos. 

A las capacidades globales sumamos una continua capacitación de nuestro equipo local en materia de sostenibilidad. Actualmente, contamos con siete profesionales dentro de SAM con la certificación CFA ESG Investing, número que esperamos llegue a 12 personas durante 2024. 

A través de los fondos gestionados por Santander Asset Management nuestros clientes tienen acceso a exponerse de manera diversificada a distintas clases de activo, 

como por ejemplo acciones globales y chilenas y a instrumentos de renta fija latinoamericana y chilena. En cada una de esas estrategias se busca generar el mejor retorno ajustado por riesgo para los clientes del fondo, tomando en consideración los factores ESG dentro del proceso de selección de compañías tanto en acciones como en bonos. 

Para lo anterior contamos con ratings para las tres dimensiones de ESG para los emisores de nuestras carteras, con la finalidad de privilegiar la exposición a los líderes ESG y penalizar a los de peor rendimiento. Usamos el enfoque best-in-class, donde la nota ESG agregada de estos fondos debe ser mejor que la nota agregada de sus benchmarks o mercados de referencia. Además, también excluimos sectores o empresas en función de criterios específicos como, por ejemplo, la producción de armamento. 

El relacionamiento o engagement es otro de los focos que tenemos. Nos ponemos en contacto con compañías donde vemos buenas perspectivas de retornos potenciales, pero que requieren mejoras en temas relacionados a sostenibilidad. Así buscamos que puedan progresar en sus métricas ESG y nos permitan seguir invirtiendo en ellas. 

Los beneficios para los clientes que buscan invertir en estos fondos es que pueden acceder a distintas clases de activos que sean de su interés, con un manejo más integral de los riesgos donde se toman en cuenta criterios financieros y no financieros. El objetivo final es generar para los inversionistas mejores retornos de largo plazo que vengan aparejados de impactos sociales y ambientales positivos. 

Santander Asset Management gestiona en Chile alrededor de 150 millones de dólares en fondos mutuos ESG. Vemos que nuestros clientes valoran tener estas alternativas y cada vez hay más interés por la sostenibilidad. Sin embargo, todavía es una parte muy pequeña de la industria de fondos mutuos: menos del 1% de los activos administrados en la industria corresponden a fondos con criterios sostenibles. 

No vemos un perfil único de inversionista que invierte en fondos mutuos ESG. Una razón puede ser porque los criterios ESG pueden aplicarse a una gran variedad de clases de activos y, por tanto, a diferentes niveles exposición al riesgo. Por tanto, creemos que, al momento de elegir un fondo mutuo, lo primero es fijarse en la exposición al riesgo deseado y, luego, tomar la decisión de incorporar fondos mutuos que tengan o no criterios ESG en su política de inversión. 

La sostenibilidad como concepto llegó para quedarse, al igual que los fondos mutuos ESG. Sin embargo, muchos inversionistas no conocen sus beneficios y nuestro desafío en Santander es difundirlas cada vez más. 

A nivel industria, creemos también que no se necesita una proliferación de mayor cantidad de alternativas ESG, sino que los fondos mutuos ya existentes comiencen a incorporar dichos criterios en su estrategia de inversión.